No hay peor error que idealizar

Hay cosas que uno no quiere saber, información a la que escapamos, quizás por inercia o supervivencia. También hay cosas que ocultamos, o tal vez guardamos y tantas otras que idealizamos. A la mente le gusta idealizar: sobre todo los recuerdos y momentos. Tal es así que cuando recordamos sacamos todo lo malo para solo quedarnos con lo bueno: risas y cosquillas, sonrisas y alegrías. Eliminamos la tristeza, incluso al punto de olvidar que alguna vez la logramos experimentar, que la padecimos. Tapamos todo lo que nos hizo doler y lo transportamos al lugar del cerebro al que nunca volvemos a entrar. Lo enterramos. Lo sustituimos por el éxtasis de haber estado felices, aunque no importa en que proporción.

Eliminamos cada error y nos hundimos en todo aquello que no causó dolor.

Por eso a veces queremos volver, buscamos volver: porque nos olvidamos todos los motivos por los que hoy nos separa un mar. Porque sustituimos la razón. Porque preferimos recordar con alegría, antes que con lágrimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s