Confiar

Yo no hubiera dudado y eso nos dividía en dos. Yo no temblaba cuando decía te quiero ni callaba cuando tenía que regalarte el cielo.

Yo no dude en cada paso que di, yo me golpee. Contra todas las puertas, y sobre todo, la de tu corazón. Me fui de lleno contra ella, del material más duro que conocí. Choqué, y no pude volver.

Yo no tambalee, jamás. Di pasos firmes y seguí, aunque la niebla me tapaba la vista. Aunque ciega seguía sin ninguna pista.

Yo no dude, yo confíe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s