Faltas

Y otra vez una lágrima te dice que te extraña, otra vez te dedico un mar de palabras para que las olas rompan justo detrás de donde estás, aunque no voltees a mirarlas. Aunque sigas, y corras para que no te llegue al alma.

Otra vez el viento nos golpea la cara y nos enfría el alma, otra vez tu sonrisa no me salva, porque no soy yo la destinataria. Otra vez guardo la misma nada, en un cajón que te llama.

Y que tendría que arder en llamas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s