Miedos

El miedo se apodera de cada uno de nuestros latidos. Se aparece queriendo que abramos el paraguas aunque afuera no caiga agua. Nos eriza la piel. Nos abraza con sus brazos de cartón. Nos susurra que corramos.. aunque estemos a salvo.

El miedo nos toca la piel y nos corta la respiración. Nos apuñala. Nos hace débiles. Nos convierte en el viento que anuncia nuevas tormentas cuando todo está en calma. Nos transforma.

El miedo nos arruina; como se arruinan las sillas plásticas bajo el sol en pleno verano, como se arruga el papel, como quema el sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s