Somos mares

Cómo si hubiera un océano entre vos y yo

Y yo quisiera cruzarlo

En una balsa de madera

Contra viento y marea

Aunque sepa que al llegar

No voy a encontrar nada más.

Anuncios

Magia

El amor es magia, pensé mientras los miraba abrazarse. El amor son sus dedos que se deslizan por un mechón de pelo una y otra vez hasta que sus labios tocan su frente.

El amor es magia, creí, mientras él la besaba y ella sonreía.

Interior

Puedo parecer opaca, pero si me pones a la luz me vuelvo transparente

Soy lo que ves. Soy esto y nada más.

No hay estantes ni cajones secretos, no hay un sobretecho ni nada dónde guardar un secreto.

Quizás me rodee un dragón y tengas que aprender a domesticarlo. Quizás ya venga un poco domado o tengas que aprender a esperar de brazos cruzados.

Soy luz y sombra. Alegría y tristeza. Soy todo y nada a la vez, depende el ángulo por el que ves.

10.08

Cuando empecé el camino de las cuestiones sociales tuve que entender una sola cosa: que el de al lado importa, y a veces más que yo.

Comencé a caminar y a observar cada vez con más detalle quien tenía a mi lado; quien se acercaba y quien se alejaba. Acompañé a todos los que caminaban junto a mí y le di la mano a aquellos que la estiraron pidiendo ayuda.

Miré para los costados y también para abajo, hacerlo no te hace ser menos, sino, todo lo contrario.

Me metí a luchar, desde mi lugar, desde acá. Defendí pibas, incluso más de lo que me hubiera defendido a mi misma. Di asientos, alguien siempre los necesita. Sonreí y compartí, hice feliz.

Me llevé al hombro un color, quizás dos. Quise defender derechos, quise que se amplíen, y no por mi. Tampoco seguro por vos. Pero sí por alguien más.

Tomé decisiones, me puse firme en mis convicciones. Hablé solo con argumentos, no me dejé llevar por ningún cuento.

Hoy estoy acá, con la esperanza de seguir yendo más allá. De avanzar. De poder dejar atrás una vida que de sincera no tiene ni una palabra y que de hipócrita y encubridora lo tiene todo.

Hoy es un día en que uno se siente orgulloso de tener la oportunidad de participar en un movimiento que no va a parar hasta conseguir la igualdad.

Hoy no será, mañana quizás. Pero será.

#QueSeaLey y que la moral no nos lleve a tapar la realidad.

Podríamos haber recorrido de la mano cada rincón del mundo con tan solo un poco de ganas de caminar.

Podríamos haber volteado cuantas piedras hubiéramos querido y saltar cada charco de agua que encontrábamos en el camino.

Te podría haber besado un poco mas y abrazado más fuerte para que no haya un final. Te podría haber dado más de mi, sacado más de vos y haber formado algo más de nosotros.

Podría haber resistido y esquivado cuantas balas se cruzaban en el camino, pero un día apagaste la luz y sin preguntarme si seguía adentro cerraste la puerta. Del otro lado escuche como te ibas y los pasos se perdían en el espacio.

Un día me encerraste en esta pieza que dejaste sin llave y que nadie más que vos puede abrir. Un día te alejaste y te llevaste todo lo que había de mí, y de vos. Rompiste en mil pedazos un nosotros que nunca existió y te fuiste borrando las huellas con la capa que siempre te supo proteger.

Un día me llevaste y no te enteraste que perseguí tu sombra.

O que la sigo persiguiendo desde el cuarto donde me encerraste cuando te alejaste.

Idealizar

A la mente le gusta idealizar los recuerdos y los momentos. Ahí radica el problema: no los vemos como fueron.

Cuando recordamos sacamos todo lo malo, nos quedamos con lo bueno. Eliminamos cada error y nos hundimos en todo aquello que no causó dolor.

Por eso queremos volver. Por eso buscamos volver: porque nos olvidamos todos los motivos por los que hoy nos separa un aluvión.